Monday, January 28, 2008

The short weekend


Este fin de semana, cortito, como todos los míos, ha tenido grandes momentos. Que salgan días soleados siempre ayuda, así que hemos tenido tiempo de todo: un poco de familia, de amigos, un paseo y disfrutar de las vistas desde Arrigunaga (había unas olas preciosas), una coca-cola y un pincho de tortilla sentados al sol... Pero, sin duda el momento cumbre del fin de semana fue la compra de la ¡¡¡Ecobola!!! Lo más alucinante es que la comprara Ricardo, el gran escéptico... ¡No salía de mi asombro!



Se supone que la metes en la lavadora y lava la ropa ¡sin detergente!. No me lo creía, pero... el resultado ha sido inesperado. De hecho metí "a mala leche" un par de cosas con manchas de esas que llevan siglos y... todavía no me lo creo... Este momento maruja ha sido lo más cercano a la ciencia ficción que he estado nunca.

2 comments:

ricardo said...

Si, si. La ecobola te fascina más que a mí. Es como un ovni-tamagochi

Raquel said...

¿dónde venden eso? Me interesa muchisimo
hay que echar suavizante?