Sunday, May 13, 2012

Ups and downs



Just like this week's weather has toyed with the temperature (from 40º C to 15º C, alternatively), just like the sky (from blue to greyish), like the wind which has shifted from hot to freezing, I have felt so. How rare of me to be talking about the weather, right? (irony).
This week we have experimented some serious setbacks on the beginning of building our future home and I have felt a slight drop in my otherwise optimistic mood. This is why my blog posts have been few and scattered. I didn't want to unload my frustration here, particularly because husband doesn't like it a bit. Of course, he's right.
I know there's always a silver lining for (almost) every situation. I tell myself we happen to enjoy springtime in the city, surrounded by the color, the hustle and bustle. And living in the heart of it, it is just so easy to go out, meet friends and follow different leads. My chaotic and frustrating week has had a few pleasant a creative moments too, and a fantastic end, thanks to Deborah and Nadia's visit. There's nothing like hanging out and listen to people who are passionate, resourceful and full of projects to enlighten me. My mind spins with a thousand ideas and suggestions. Forget about the rest.

::

Como el tiempo que esta semana ha jugueteado con temperaturas de cuarenta o de quince grados alternativamente, como el cielo cambiante o el viento que unos días era tórrido y otros, gélido. Así me he sentido yo. Qué raro que haga paralelismos con el tiempo (ironía).
Esta semana los contratiempos que nos estamos encontrando para construir nuestra casa han llegado a un punto catártico que me ha producido un pequeño bajón de ánimo. Ésta ha sido una de las razones primordiales para que mis posts en el blog hayan sido escasos y dispersos. No me apetecía volcar mi frustración, sobre todo porque a husband no le gusta nada que me ponga en tono negativo. Por supuesto, tiene razón.
Yo sé que siempre hay un lado tremendamente positivo en (casi) cualquier situación. Me digo que estamos inmersos en la primavera en la ciudad, rodeados de bullicio y color. Y aquí nos cuesta poco salir a la calle, encontrarnos con amigos y hacer planes diferentes. Mi caótica y frustrante semana ha tenido momentos creativos muy gratos y un final fantástico con la visita de Deborah y Nadia, a las que por fin he podido conocer. No hay como sentarse a escuchar a gente apasionada, emprendedora y llena de ideas para reactivar el espíritu y que la mente empiece a dar vueltas a mil y una sugerencias. Olvidémonos de lo demás.


Today's music:
Ramones

5 comments:

grossomodo said...

Cuando te sientes en tu silla fantástica, frente en tu mesa fantastica, con tus lápices fantásticos a observar los muros de tu fantástica casa, toda esta caótica semana -y las demás- habrán valido la pena. Una casa es una empresa, tu también eres una emprendedora...y los emprendedores formamos una secta, una especie de cofradía que se encarga de repartir ánimos...TODO VA A SALIR BIEN Esti. Habrá sorpresas (como con el tiempo) pero al final todo florece y tu casa también : )

Esti said...

gracias Merche!! creo que soy bastante animosa y paciente, pero a veces (sólo a veces) me lanzan unos cañonazos a la moral... Pero vamos, que sí, que ya luce el sol de nuevo y me siento con ganas renovada.

ibb said...

Animo. Todo lleva su tiempo y sus altibajos...lasai.
Veo que paseas por mi zona, mirando a esa terraza que tiene que ser un universo paralelo para perderse, a esas sillas tranquilas para tomar café.
Y escucho que te están liando para un fin de semana de junio craft and city?
Mucho mucho animo

Alicia said...

vale, ya me he situado. Me sonaban muchísimo la primera y la segunda foto.
Tampoco me apetece escribir en el blog cuando estoy triste o desanimada...
Una casa son palabras mayores, la de contratiempos que pueden surgir al construirla o preparando el permiso para construirla!
Precioso cercis (arbol del amor), desde mi trabajo puedo ver unos cuantos.
Un saludo Esti

Esti said...

gracias ibabe y alicia
esta semana todo parece encarrilarse y he empezado a respirar con más optimismo.
además, hoy luce el sol y no hace calor; mis niñas no tienen colegio y planeamos un picnic en la playa o algo.
alicia, cuando vea plantas y árboles en mi pequeño futuro patio, ya me habré olvidado de toda esta locura.
un abrazo chicas!