Saturday, November 19, 2011

About the blog, the camera and some of husband's pictures at night



Pictures by husband

I spent yesterday's morning with a friend who lives in Madrid and was here visiting. In times like this, talking to someone who's known me for twenty years, who I have to catch up with, simply brings a gust of fresh air, making me summarize the vicissitudes of life, aspirations and fears, joys and sorrows. The summary turned out to be an accurate analysis, and a positive rush too. When you get to a certain age, your friends know you best and little else matters.
The only thing I missed yesterday was my camera, which ultimately often stays lonely on a table at home. I guess sometimes the camera weighs a bit, not necessarily in a literal sense, although that could also be it too. Now,  I have spent almost four years blogging. I've taken my camera with me many days, weeks, months and I have truly enjoyed watching the world through a lens. Right now, there are days when I want to stare at the world with my eyes and nothing else. I admit that there are scenarios that snap in me a desire to share and it's frustrating to reach into my bag, not to find even a small compact camera.
However, I have concluded that most people who read this diary of mine come here looking for a certain calmness, maybe for the feeling of suspended time, the time needed to be able to just stare at our hands. When I'm told that blogs seem to have gone out of fashion, I do not argue, but I still marvel that reading whatever crosses my mind and looking to random photography could once have been or still is interesting to anyone who have visited or still visits me here.
I thank you for your generosity and fidelity. I thank you for the connection. Many of you I have imagined, others I have met in person. After four years, I am used to all your voices. 

Let's see if I remember to pack my camera again. Well, I'll try to.

::

Ayer pasé la mañana con una amiga que vive en Madrid y estaba de visita. En ocasiones así, el simple hecho de hablar con alguien que te conoce desde hace veinte años, que no ves hace tiempo y con la que tienes que ponerte al día, te trae aire fresco y te hace resumir las vicisitudes de la vida, los anhelos y los miedos, las alegrías y las tristezas. El resúmen es un certero análisis, y un subidón. Llegas a una edad en la que tus amigos te conocen y poco te importa lo demás.  
Lo único que me faltó fue mi cámara, que últimamente anda huérfana encima de una mesa. Supongo que a veces la cámara pesa, y no necesariamente en sentido literal, aunque eso también. Llevo casi cuatro años de blog. Han sido muchos días de llevar una cámara a todas partes y disfrutar viendo el mundo a través de una lente. Ahora mismo, hay días en los que me apetece mirar con mis ojos y nada más. Confieso que también hay escenarios que despiertan un enorme deseo de compartirlos y es frustrante echar mano del bolso y no encontrar ni una pequeña cámara compacta. 
Sin embargo, he llegado a la conclusión de que la mayoría de la gente que llega hasta este diario mío, busca cierta dosis de calma, quizá la sensación de que el tiempo se suspende para poder quedarnos a contemplar nuestras manos. Cuando me dicen que los blogs parecen haber pasado de moda yo no lo discuto, pero no deja de maravillarme que alguna vez leer lo que a mí se me pasa por la mente y mi dispersa fotografía, pueda haber tenido o tenga interés para tanta gente como la que ha pasado, o pasa, por aquí.
Os agradezco la constancia. Os agradezco la comunicación. A muchos os he imaginado a menudo, a otros ya os he puesto cara. Después de cuatro años, una se ha acostumbrado a vuestras voces.
Volveré a trastear con mi cámara a diario. Bueno, lo intentaré.


Today's music:
Johnny Cash

11 comments:

la ninja said...

oeeeee oeeeee oeeeee. poeta. filósofa.

me hago eco de todo. todito: edad, amigos, subidón, perspectiva.
tal vez a excepción de las formas y las fotos.

en mi caso, yo ando a caballo de mi fiel bici, cual sancha panza urbana soltando sanchismos ninja-blogueros pero sin necesidad de "squire" a quien seguir.
ruedo disparando fotos a diestro y siniestro con mi "trusty little phone" (hace años que practico la "telephotony", soy de la hornada bi (before instagram) que ni pesa ni molesta...

nuria de nualan said...

los blogs han pasado de moda? bueno, yo nunca he sido de seguir las modas... eso no me importa, se que como tu , a mi blog llegan gente no porque estuviera de moda tener un blog, sino poruqe les gusta lo que encuentran en el ....
en mi caso, tengo que darte la razon, al tuyo llego buscando paz y tranuilidad, la que me inspiran tus fotos y tus dibujos, y es una gozada que lo compartas y sobre todo con esa musica ....
de solitary , nada, monada....
^__^

lamediterrània said...

Has adivinado qué es lo que nos trae basta aquí. Exactamente la tranquilidad, la armonia que se respira en cada trazo, cada imagen, cada viento de los acantilados. Tu blog está impregnado de ternura: la familia, los paseos, las aventuras, la musica, los amigos... Y a mi me encanta pasarme de vez en cuando para que me la transmitas.
Muchos besos

Bea said...

Jo Esti... que post más triste... se me ha puesto un nudo en la garganta pensando que nos dejabas... menos mal que he podido leer hasta el final!!!
A mi me da igual lo que haya, fotos, dibujos, pensamientos... sólo ver la música que escuchas cada día ya me gusta. Sigue ahí, siempre, con lo que sea. Muak.

ibb said...

Buscando la calma y las palabras que a veces nos faltan, las luces que nuestro día pierden y la música que se pierde en el ruido diario. No buscamos, encontramos.

Alicia said...

uff! Yo también he pensado que era un post de despedida! Hoy es mi primer aniversario de blog y he preparado un pequeño sorteo. Si te apetece pasar...

corine said...

stunning

Cathy said...

Your words resonated with me today. I love snapping pictures but, ironically, there are times when I feel like I'm missing the moment by being behind a lens. Thanks for sharing.

Maria Leal said...

Lo reconozco... este post me ha emocionado. Ni imiaginarme quiero como serian mis semanas sin este refugio en el que me siento complice de gente (la mayoria sin rostro) que ve lo que le rodea con ojos parecedos a los mios. Aqui me tropiezo con una y cientos de historias que llenan mis dias de un poquito de buena emocion. Me encanta robarle un ratito a la rutina y colarme en la cabecita de Esti para contagiarme de esos retazos del dia a dia que por suerte comparte con nosotros. xxx

Laura said...

Tu amiga de Madrid se ha emocionado...
Hemos compartido muchisimos momentos durante todos estos años y todas nuestras experiencias, juntas y por nuestro lado, nos siguen manteniendo unidas para siempre.
Eres una mujer muy especial. Hemos viajado de gira por todo el pais, hemos trabajado juntas, he presenciado como comenzabas la maravillosa familia que teneis, como empezaste a dedicarte a transmitir tu arte y poesia, dentro de lo tímida que eres...
Y con este blog, tus dibujos, fotos, reflexiones, pensamientos y canciones, consigues emocionarnos y como siempre te digo, darnos un muy buen rollo.
Pero sobre todo, a mi personalmente, cuando te leo me dan ganas de ser mejor persona...
Gracias, Esti!

Esti said...

Laura,

g r a c i a s

:)