Sunday, August 29, 2010

Frente a las olas


Todavía es verano. Ayer el cielo era gris, hoy es azul. Ayer las olas rugían, hoy se mecen dulcemente. Es difícil encontrar algo de lo que quejarse.
Quisiera sentarme día tras día a ver la gente pasar, ver cantar frente al mar, ser testigo de los momentos compartidos por otros. Quisiera almacenarlo todo en mis ojos.
Este verano me he dado cuenta de todo lo que mi memoria ha ido borrando, supongo que haciendo espacio para nuevas experiencias y aprendizajes. Me entristece olvidarme de sucesos de mi niñez que sólo afloran cuando mi prima me los menciona. Sin embargo, debería alegrarme de poder seguir aprendiendo, aunque sacrifique algunos recuerdos. Sé que mi niñez fue especialmente buena aquí, en este pueblo de veraneo, que me marcó de por vida pasarla rodeada de tanta familia. Esa sensación permanece conmigo.
Este lugar tiene un sabor a felicidad y melancolía. Hoy es azul, mañana es gris. Mis veranos son todos así.

::

It's summer still. Yesterday the sky was grey, today it's blue. Yesterday the waves roared, today they come swinging gently. It's hard to find something to complain about.
I wish I could sit here, day after day, watching people passing by, those singing in front of the sea, witnessing other people's shared moments. I want to store all of this in my eyes.
This summer I've realized my memory has been erasing some stuff, in order to clear some space for new learning and experiences, I guess. I get sad at the thought of forgetting childhood anecdotes which only return to me when my cousin mentions them. However, I should be content because I am still capable of learning, although this means I must give up some memories. I know my childhood was especially good here, in this summer town, and it marked me deeply, being as I was surrounded by so much family. That feeling remains with me.
This place bears a happy and melancholic soul. Today is blue, tomorrow is grey. My summer are always so.

6 comments:

RosaMaría said...

estupendo post! a veces yo también lamento olvidar algunas cosas de mi infancia que mi hermano me recuerda, porque no se cómo, pero él siempre las tiene presente, pero me encanta lo de hacer espacio para nuevas experiencias :)
bellísimas fotos, quiero ir la playa!

su said...

Tienes mucha suerte de tener todos esos recuerdos de tu niñez en Zarautz y de poder compartirlos todavía con tu familia.

su said...

Por cierto, estuve el jueves comiendo con unos amigos y también recordé muchas buenas sensaciones de mis años allí.

laméditerraine said...

Qué pasada de sitio.
A mí me gustan los veranos con la familia, me gustan los momentos ocn la familia y creo que es algo que me hará bien cuando sea mayor, aunque solo sea para recordarlo de vez en cuando:)

tia said...

familia...para lo bueno y para lo malo,jeje...se nota que te ha sentado bien el verano en cómo escribes :):)

marie-louise said...

What a feeling you have!